jueves, 31 de diciembre de 2015

9 YANKIS Y UN MANCHEGO (MIS 10 LIBROS DE 2015)

Ahí van los que, para mí, han sido los mejores diez libros que he leído durante el 2015:
 

“Las correcciones”, de JONATHAN FRANZEN. Ed. Seix Barral. 

 

Sin llegar a estar a la altura de “Libertad” (al menos, a mi juicio), “Las correcciones” es un libro imprescindible en la biblioteca de cualquier buen lector. En él se cuenta la vida de los Lambert, desde el deterioro irreversible del patriarca que la gobernó con mano de hierro hasta el desarrollo y evolución de sus tres hijos: Denise, Gary y Chip. Y, en medio de todos, Enid, la madre, una mujer podrida por las apariencias, cuya vida al final parece regida por un inaplazable deseo: reunirlos a todos en casa durante la cena de Navidad. Buenísima primera novela. Ya quisieran muchos tener un debut así.


“Los amigos de Eddie Coyle”, de GEORGE V. HIGGINS. Ed. Libros del
Asteroide.

 

El propio título no puede ser más irónico, pues si algo queda claro tras leer este libro es que la gente que frecuenta el mundo en el que Coyle se mueve como pez en el agua no tiene amigos. No puede permitírselos. En este caso, el mundo al que nos referimos es el Boston de los años sesenta, y en mitad del mismo nos encontramos a este delincuente habitual que, enfrentado a una condena de tres años por contrabando, decide hacer de soplón de la policía para esquivar la cárcel. “Los amigos de Eddie Coyle” es lo primero que leo de novela negra, y la verdad es que el estreno no ha podido ser mejor. Un ritmo trepidante, unos diálogos geniales y una ambientación inigualable.


 “La casa de hojas”, de MARK Z. DANIELEWSKI. Ed. Alpha Decay/Pálido Fuego

 

Todas las expectativas que tenía puestas en esta novela se ven recompensadas con creces tras su lectura. Es una verdadera pasada, todavía más si tenemos en cuenta las impresionantes peculiaridades de su maquetación. No sé si esto es una “novela total”, pero desde luego va en la dirección de lo que yo entiendo que debe ser escribir”: un acto en el que todo vale si con ello contribuyes a que la historia que pulula en tu mente quede finalmente reflejada sobre el papel de la forma más fielmente posible. Una experiencia maravillosa (y terriblemente claustrofóbica).


“La pesca de la trucha en América”, de RICHARD BRAUTIGAN. Ed. Blackie Books.

 

Este es tu libro si quieres pasar unas horas encerrado en una locura desternillante. En pocas palabras, “La pesca de la trucha en América” es una especie de road movie, en la que el autor nos adentra por parajes del interior de Estados Unidos que esconden los mejores arroyos para pescar. Un puñado de anécdotas absurdas y divertidas que seguro te engancharán desde la primera página. Puedes leer la reseña que hicimos de esta novela pinchando aquí.


“Pórtate bien”, de NOAH CICERO. Ed. Pálido Fuego

 

Cicero es, para mí, el gran descubrimiento del año, y esta novela la única que tiene publicada en español. De forma muy resumida, “Pórtate bien” es un retrato sin adornos de una generación de jóvenes marcada por el aburrimiento y alimentada a base de comida rápida y contratos basura. Una autentica maravilla. Para leer la reseña de esta novela, pincha aquí.


“Mooch”, de DAN FANTE. Ed. Sajalín.

 

Esta es la segunda novela que leo del recientemente fallecido Dan Fante, tras la también increíble “Chump change”. Y poco más tengo que decir. Si te has pasado durante estos últimos meses alguna que otra vez por el blog verás hasta qué punto me gustan los libros de este tipo. Para mí, sin duda, este es el libro del año. Estás tardando, pues, si todavía no lo has leído. Si quieres echar un vistazo a la reseña que hicimos en su momento de esta magnífica novela, pincha aquí.


“Los viernes en Enrico´s”, de DON CARPENTER. Ed. Sexto Piso.

 

“Los viernes en Enrico´s” es una obra que fue hallada entre los papeles de Carpenter casi diez años después de que este se quitara la vida, y que hoy podemos disfrutar gracias a Jonathan Lethem, quien ha conseguido ordenar y editar el texto. Básicamente, en ella se cuentan veinte años de la vida de Jaime Froward, Charlie Monel, Stan Winger y Dick Dubonet, cuatro escritores con desigual suerte que se conocen y comparten sus vidas con Portland y San Francisco como escenarios principales. Como reza la contraportada, esta es una novela que trata sobre los celos profesionales, el éxito fulgurante, las drogas, el alcohol, el sexo, la tentación de venderse a Hollywood o la losa que supone el ser considerado una eterna promesa. Muy buena.


“El mercader de alfombras”, de PHILLIP LOPATE. Ed. Libros del Asteroide.

 

Es, de los diez libros, el primero que leí. Incluso recuerdo vagamente un par de tentativas de lectura anteriores a la definitiva (lo que no recuerdo es el motivo por el que no lo terminé en cada caso). De Lopate había leído con anterioridad “Segundo matrimonio”, publicado también por Libros del Asteroide. En “El mercader de alfombras” se narra la historia de Cyrus Irani, un vendedor de alfombras que empieza a sufrir importantes problemas económicos cuando el casero de su tienda, ubicada en el Upper West Side de Manhattan, decide triplicarle el precio del alquiler. Muy recomendable.


“Zeroville”, de STEVE ERIKSON. Ed. Pálido Fuego.

 

Vikar es un impulsivo y agresivo estudiante de teología que un día aparece deambulando por Hollywood Boulevard, y que llama enseguida la atención de los transeúntes debido al peculiar tatuaje que luce en su cabeza rapada: Elizabeth Taylor y Montgomery Clift, en una escena de “Un lugar en el sol”. Poco  a poco, y a pesar de su carácter introvertido y autístico, Vikar conseguirá introducirse en el mundo del cine, llegando a convertirse incluso en un reconocido editor. Buena novela, que va de menos a más. Muy entretenida y con una estructura innovadora.


“Balada de los niños ciegos”, de JUAN MIGUEL CONTRERAS.

 

Curiosamente, la última novela que he leído este año va a ser una de las mejores del año que viene. Estoy seguro de ello. Y si no pongo una portada de ella es por la sencilla razón de que aún no está publicada. En su lugar, dejo la magnífica fotografía de Adam Diston que encabeza el manuscrito: más de 600 páginas de las que no pienso desvelar ni un detalle para no pasarme de listo. En cualquier caso, que se vayan preparando las editoriales, porque “Balada de los niños ciegos” es un auténtico pelotazo.  

De Juan Miguel Contreras (Manzanares, Ciudad Real) he leído “Donde acabe el invierno” (Biblioteca de Autores Manchegos), “Cardiopatías” y “La muñeca rusa” (La Internacional Samizdat). De hecho, hace apenas una semana la editorial Baile del Sol ha publicado una versión revisada y aumentada de esta última novela que no puedes dejar de leer. 

 

Para leer la reseña que hicimos del anterior libro de Juan Miguel Conteras (“La muñeca rusa”) en el blog, pincha aquí.

No hay comentarios: